Crónica del XIII Capítulo General

 

MENSAJE FINAL DEL XIII CAPÍTULO GENERAL

Muy queridas hermanas:

Con el corazón agradecido, lleno de gozo y esperanza, llegamos hasta este momento de la historia de nuestra amada Congregación, momento que se ha venido tejiendo en el telar de cada Hija del Espíritu Santo, de cada comunidad y sin duda y sobre todo, en el seno de la Trinidad, donde Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo nos regalan un presente que tiene futuro.

Iniciamos nuestro XIII Capitulo General hace casi un mes, con el deseo profundo de re encantarnos en nuestro seguimiento de Jesús Sacerdote y Victima. Nuestra petición confiada al Señor fue: ¡Señor, re encántanos la vida! Y vaya que lo hizo. En fe sabemos que no solo nos re encantó a nosotras sino a toda la Congregación, porque cada una de ustedes estuvo presente en esta petición, porque somos una, somos fuerte cadena, bella margarita.

Los ojos de Jesús nos acompañaron para mirar con compasión y solidaridad nuestra Congregación con sus luchas, aciertos y desaciertos; nuestro mundo sediento de esperanza; nuestra sociedad que clama vida. Sus ojos nos dieron visión esperanzadora, pues sabemos que en Jesús Sacerdote y Víctima la muerte no es la última palabra y porque los hijos de la Luz van a la Luz para iluminar las tinieblas (cfr. 1Jn) Esta mirada atizó el fuego de nuestro corazón para querer que acontezca el Reinado del Espíritu Santo y trasparentar así la ternura y el amor de Dios ahí donde Él nos envía.

Habiendo escuchado los clamores de nuestra realidad, el Espíritu nos invitó a descubrir las propuestas, las convicciones y los compromisos que necesitamos asumir teniendo muy presente que somos Hijas y lo nuestro es cultivar vocaciones. Nuestro ADN quedó expresado en este trabajo y en el objetivo que dinamizará el cuerpo congregacional los próximos seis años.

La Eucaristía, la oración, el espíritu de nuestros fundadores, la Iglesia presente en las palabras del Papa Francisco, las reflexiones al interior de las comisiones y la escucha y diálogo en nuestras Asambleas, activaron el modo “en salida” y fueron el canal por el que Dios fue mostrando sus llamadas, su querer.

Un olor y una sensación de frescura y novedad experimentamos al seguir rumiando cada capítulo del que será nuestro nuevo texto constitucional. ¡Cómo ardía nuestro corazón al leer y redactar cada palabra pintada de identidad carismática! El re encanto por nuestra hermosa vocación se hizo notar en este trabajo. Creemos profundamente que nuestro nuevo “libro de vida” nos muestra posibilidades concretas de fidelidad y el camino estrecho que lleva a la anchura y profundidad de la adorable voluntad de Dios. ¡Qué gracia tan grande poder plasmar nuestra identidad con frescura, sencillez y novedad para seguir siendo Hijas de veras, como el Evangelio nos lo pide, como nuestros fundadores soñaron, y como el mundo y la Iglesia de hoy nos necesita!

Esto no hubiese sido posible sin la colaboración de cada comunidad. Agradecemos profundamente las aportaciones que hicieron como fruto de su estudio y reflexión, y que fueron la base para construir cada texto.

A tan solo unos días de terminar esta experiencia de gracia, vemos cómo todo nuestro trabajo se fue integrando gracias al Espíritu Santo, autor de todo orden y unidad. Al principio escuchábamos y veíamos solo ideas, luces, aportaciones; al final de la experiencia, al cosechar lo recibido, contemplamos la obra del Espíritu que unifica lo esencial y lo convierte en camino a recorrer desde donde vislumbramos con esperanza un horizonte amplio y bello.

Ea pues… a ser Hijas de veras… ¡La obra emprendida es dignísima de almas mexicanas(italianas, bolivianas, ticas, chilenas, texanas…) valientes, esforzadas llenas de fe de amor y de santa esperanza. Todo es cuestión de amar, vamos amando.

Gracias a cada una por sostener este XIII Capítulo con su oración, sacrificio y entrega. Gracias a los Apóstoles del Espíritu Santo que, como familia, nos apoyaron haciendo fuerte cadena de oración.

Gracias a todas las personas que colaboran con nosotras, a nuestros familiares, amigos y amigas que también nos acompañaron con sus oraciones y fueron siguiendo el desarrollo de estos días a través del internet.

Queremos expresar también un agradecimiento especial por todas sus atenciones a la comunidad del Nazaret de la Santa Cruz que nos acogió durante este mes. Dios recompense su generosidad y cariño.

Espíritu Santo, gracias por caminar con nosotras, el recorrido apenas inicia y tenemos la certeza de que Tú nos guiarás junto con nuestras comunidades y con toda la Familia del Espíritu Santo, para sembrar y cultivar en lo cotidiano de nuestra vida la semilla de Reino que se nos regala en este XIII Capitulo General.

Félix de Jesús y Ana María del Espíritu Santo, que su audacia y profecía nos impulsen a salir como María, grávidas de la vida que se quiere derramar en el mundo por medio de nuestro Carisma vocacional sacerdotal y que gritemos una sola voz, con la ofrenda de nuestra vida : ¡Somos Hijas y lo nuestro es Cultivar Vocaciones!

Jesús María, S.L.P. 30 de julio de 2017

¡Con María todo, sin ella nada!
¡Amar al Espíritu Santo y hacerlo amar!
Hermanas Capitulares

 

CRÓNICA 29 DE JULIO, 2017

Después de un día lleno de emociones por recibir el regalo de nuestra nueva Superiora General, despertamos con esperanza para seguir eligiendo ahora a quien será nuestro Consejo General.

Iniciamos el día con Adoración a Jesús Eucaristía, allí en intimidad con Él le seguimos preguntando sobre las hermanas que ya ha pensado para que formen el nuevo Consejo General.

A las 9:30 nos reunimos en Asamblea, oramos escuchando el evangelio del día y cantado la Secuencia al Espíritu Santo.

Se nos leyó el acta del día de ayer, se nos indicó el modo de elección según lo indican nuestras Constituciones. Después de un momento de silencio pasamos a elegir a la Vicaria general. El Espíritu Santo a través de la Asamblea escogió a la Hna. María Teresa Sánchez Ortiz.

Enseguida procedimos a la elección de las demás consejeras generales. Las elegidas fueron: la Hna. Gloria Elena Sida Vargas, la Hna. Miriam García Siller y la Hna. María del Carmen Lara. La Asamblea felicitó a nuestras hermanas, nos acompañaron sentimientos de alegría, gratitud y algo de nostalgia, porque este servicio implica cierres, dejar, soltar para abrir, tomar y acoger otros quehaceres. A una sola voz proclamamos el Magnificat y nos fuimos a tomar un descanso y a seguir celebrando el nuevo envío de nuestras hermanas.

Nos volvimos a reunir antes de la comida para terminar los trabajos del Capítulo, aprobación de los nuevos estatutos, dialogamos, expusimos dudas y quedó aprobado el documento que contiene nuestros estatutos. En seguida se presentó el Mensaje Final de nuestro Capítulo.

Al final compartimos que el objetivo fue alcanzado y que lo que fue suscitando el Espíritu rebasó nuestras expectativas. Dimos por concluido nuestro XIII Capítulo General siendo las 13:45 hrs. con el deseo y la invitación de fortalecer el Cuerpo Congregacional, siendo semilla de Reino, de buena noticia en cada una de nuestras comunidades. La M. Rocio y su Consejo nos agradeció por sembrar en este Capítulo nuestro tiempo, atención y cariño.

Por la noche nos acompañó el Consejo General de nuestros hermanos Misioneros de Espíritu Santo, con quien celebramos la Eucaristía de clausura y compartimos la cena. Gracias Misioneros del Espíritu Santo por ser hermanos y por habernos acompañado con su oración, cariño y luz durante esta experiencia de gracia, en ustedes sentimos la presencia tierna y sabia de nuestro querido Padre Félix.

¡SOMOS HIJAS Y LO NUESTRO ES CULTIVAR VOCACIONES!

¡AMAR AL ESPÍRITU SANTO Y HACERLO AMAR!

 

CRÓNICA 28 DE JULIO, 2017

Día de ayuno y oración

“Muéstranos Señor a quién has elegido”.

Mientras dormíamos el Señor preparó nuestro corazón, “nuestro guardián no duerme”, para este día de silencio y oración en el que elegiremos a nuestra nueva superiora general. Con el oído afinado y una actitud expectante iniciamos el día con nuestras oraciones de la mañana.

Celebramos la Eucaristía presidida por el padre Marco Álvarez de Toledo, MSpS, quien nos ayudó a resaltar el espíritu de familia que debe reinar en estos momentos de elecciones. Lo importante es todo el ejercicio de discernimiento que se ha hecho concretizado en conclusiones cocinadas a fuego lento para entregar un platillo sabroso, probado por todas, para ofrecerlo a la Congregación. Lo que sigue es buscar a las personas que creemos más idóneas para estar al servicio, para que nos echen la mano, al servicio de lo que el Espíritu nos ha dicho en este Capítulo

El Señor es el que nos ha instituido familia religiosa, yo soy tu Dios y tú eres mi pueblo y nos pide una sola cosa: “Déjenme ser Dios”, no tengan otros dioses, no adoren nada ni nadie fuera de mí, no sigan otras voces, déjenme ser el centro, no por mí, no porque yo lo necesite dice el Señor, sino porque esa es la condición para que podamos permanecer como Familia, como Congregación.

El padre Marco en torno al altar nos ayudó a reforzar un ambiente de familia para descubrir a quien escogió Dios para que nos sirva la mesa en los próximos seis años. Nos invitó a ver este momento como lo ve una familia que se organiza para servir.

La Iglesia nos dice que el ayuno y la oración son dos prácticas que nos ayudan a centrarnos en Dios y a esperar todo de Él. Así vivimos este día, con la súplica fuerte: “Muéstranos Señor a quien has elegido”. Y teniendo presente cada rostro de nuestras hermanas capitulares entramos al desierto donde solo Dios y su gracia cuentan.

Jesús Eucaristía nos acompañó toda la mañana y por la tarde cada hermana siguió buscando en el silencio la voluntad de Dios.

A las 6:30 de la tarde nos reunimos en nuestra sala Capitular para concretizar lo que escuchamos de Dios. La Asamblea eligió a la Hna. Rocío Montes Hernández, Chío de cariño, como nuestra nueva Superiora General de las Hijas del Espíritu Santo, mediación de Dios para nuestra Congregación durante este sexenio. Con muchas emociones, con gratitud, felicitamos a la Hna. Rocío y desde ya le ofrecimos nuestra obediencia y oración. Chío nos pidió la bendición para este nuevo servicio que Dios le pide.

En un ambiente de alegría pasamos a cenar prolongando nuestra acción de gracias al Espíritu Santo por su compañía constante y fiel.

CRÓNICA 27 DE JULIO, 2017

Jueves sacerdotal

“Impulsadas por el Espíritu Santo nos ofrecemos constantemente en unión con Jesús por la santificación y multiplicación de los sacerdotes”. Estas palabras que oramos diariamente en el ofrecimiento del Verbo Encarnado toman especial sentido el jueves, donde hacemos más explícita nuestra ofrenda por los sacerdotes.

Celebramos la Eucaristía para agradecer a Dios el servicio del Gobierno General “en salida”.

“El Padre de la Vida hoy nos convoca para hacer memoria agradecida por todo lo vivido en este sexenio, por las gracias que nos ha regalado por medio de Meche, Margarita, Chio, Angélica, Miriam y Mary Carmen… ustedes fueron mediación para que nosotras conociéramos los misterios del Reino que Dios les reveló y que nos hicieron conocer como Mujeres del Espíritu, profetas de Esperanza” (Monición de entrada)

Presidió la Eucaristía el padre Lino Ruelas Morales, vicario provincial de los Misioneros del Espíritu Santo de la provincia de Guadalajara, quien nos regaló en su homilía este mensaje:

El Capitulo General que está por concluir es un regalo muy grande por el trabajo del Espíritu que nos ha venido acompañado. El espíritu de la Congregación no cambia, pero sí el modo de decirlo y vivirlo. Hoy la Palabra nos muestra una Teofanía que resalta la mediación de Moisés, porque Dios ha optado por ese modo. Nada le costaba manifestarse sin una mediación, pero prefirió escoger mediaciones imperfectas y vulnerables para darnos a conocer su Voluntad. Y a través de Moisés entrega la Ley como posibilidad de fidelidad. El trabajo del texto constitucional es entregar posibilidades de fidelidad.

En el ofertorio nuestras hermanas Consejeras presentaron al Señor algunos materiales que dinamizaron nuestra Consagración, Comunión y Misión en este sexenio: Material de la REC y de la REM, el Lema “Mujeres del Espíritu Profetas de Esperanza”, el CD Mujeres del Espíritu que se grabó por los 90 años de la Congregación, y otros.

Por la mañana tuvimos nuestra Asamblea que inició con una oración coordinada por la Hna Angélica, quien nos invitó a volver a los mensajes del Papa Francisco por el año de la Vida Consagrada. Nuestra oración fue pedirle al Señor fidelidad a la misión, hacernos expertas en comunión, abrazar el futuro con esperanza, reflejar la alegría de nuestra vocación, despertar al mundo, mantener vivas las utopías poniéndoles pies y salir de nosotras mismas para ir a las periferias existenciales.

Escuchamos cartas de solidaridad a nuestro Capitulo. La Primera fue del Arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero, quien pide al Espíritu Santo nos ilumine para que sepamos elegir a quien será nuestra nueva Superiora General. La siguiente cartita fue de los AES y del Movev de San Luis Potosí, quienes piden a Madre de la Divina Gracias nos cobije. Ellos son parte de la gran familia del Espíritu Santo que está pintada del querido color. También Alma Rosa Obregón de SLP se hizo presente con una carta en donde pide al Espíritu Santo nos lleve de su mano para tomar las decisiones que necesitamos para seguir viviendo nuestra misión. Finalmente escuchamos a Monseñor Victorino Girardi, Obispo Emerito de la Diocesis de Tilarán- Liberia, Costa Rica, quien nos envió un audio para expresar su cariño y gratitud a la Congregación a quien conoce desde hace 35 años.

Nos reunimos por comisiones para los últimos trabajos de nuestro texto constitucional y otros asuntos para concluir esta segunda parte de nuestro Capitulo General. Por la tarde nos reunimos en Asamblea y terminamos gracias a Dios la revisión de nuestras Constituciones. Indescriptible la experiencia de gozo, gratitud y orgullo que experimentó la Asamblea. El Espíritu Santo se mostró en este momento con un trueno venido del cielo y una lluvia suave preludio de fecundidad para nuestra tierra sedienta de vida nueva.

El resto de la tarde fue personal para preparar el corazón pues mañana estaremos de día de retiro para pedirle al Señor que nos muestre a quién ha elegido como nuestro nuevo Gobierno.

Pedimos de manera especial sus oraciones para estos días de elecciones.

¡VEN, HOLY SPIRIT, VEN!

 

CRÓNICA 26 DE JULIO, 2017

¡Cómo no hacer memoria agradecida en este día en que sobran motivos para celebrar y agradecer al Dios de la vida!

Hoy recordamos el Santo de nuestra amada fundadora la Madre Anita, quien desde el cielo ha estado intercediendo por sus hijas y nos acompaña espiritualmente a través de sus escritos y recuerdos. También agradecemos el don de la vida y vocación de nuestra hermana Lupita de la Rosa quien hoy celebra sus 25 años de profesión religiosa.

Nuestra celebración eucarística recogió estos acontecimientos. Fue presidida por el padre Marco Álvarez de Toledo, M.Sp.S, quien con tres puntos dio luz al caminar de este Capítulo:

  1. Relaciona el libro del éxodo con la reacción que a veces tenemos la vida religiosa, de instalarnos en la queja y el lamento como le pasó al pueblo de Israel: “somos pocas” “lo de antes era mejor”, “no hay vocaciones”… Estamos en un cambio de época. Ante todo lo que acontece podemos seguir quejándonos o tener una mirada que vaya más allá de nuestros horizontes cortos y vislumbrar la “tierra que mana leche y miel”. Porque lo que la vida religiosa está viviendo hoy es la condición de posibilidad para que se geste algo nuevo. ¿Qué tal si este tiempo de carencia forma parte de un camino que es necesario y bueno recorrer para lograr que algo distinto surja en la Iglesia? ¿Somos capaces de interpretar este tiempo alzando la vista de nuestros terruños para descubrir estos significados que se nos escapan?

  1. En cuanto a la parábola del “desconcertante sembrador” que tira la semilla por donde sea, hicimos conciencia de que al sembrador no le interesa tanto la cosecha sino que ningún rincón se quede sin el derecho a su semilla, sin la posibilidad de dar fruto. Esta lógica necesitamos aprehenderla ya que “lo nuestro es cultivar vocaciones”. La cosecha no está en nuestras manos, no nos pertenece y tal vez ni la veamos. Lo nuestro es cultivar, sembrar, dar la vida en esto.

 

  1. En el tercer punto el padre Marco invitó a Lupita de la Rosa a compartir su experiencia de 25 años de consagración. Lupita se ha experimentado muy amada por Dios, por la Congregación y por las demás personas con las que ha compartido la misión, esa experiencia ha sido clave en su caminar. ¡Felicidades Lupita, que el Espíritu Santo te siga haciendo una audaz y creativa sembradora vocacional!

Todo el día estuvimos festejando con muestras de cariño y gratitud y sobre todo con mucha alegría. Agradecimos a las hermanas de este Nazaret y a Lolita y Samanta, por ser mediadoras de una logística que ha facilitado nuestro trabajo y reflexión. También mostramos nuestro agradecimiento al equipo de servicio que nos han ayudado en la preparación de los alimentos y en tener la casa limpia y ordenada. La M. Meche y su consejo, en nombre de todas entregaron un presente por la fuerte cadena que lograron hacer para facilitar nuestro trabajo en este Capitulo.

Por la tarde continuamos con el trabajo de revisión de nuestras constituciones. “Ya huele a pan”, el horno del Espíritu ha estado cocinándolo para que quede en su punto y sea alimento de vida nueva para nuestra Congregación y la Iglesia

Terminamos el día con la amena experiencia de notar que la gracia de Dios se va trasluciendo por medio del trabajo realizado en estos días de Capitulo.

CRÓNICA 25 DE JULIO, 2017

Fiesta de Santo Santiago Apóstol

Dejaste tu humilde barca

varada a orillas del lago,

y a Zebedeo, tu padre,

pensativo y extrañado,

pensando, seguramente,

que aquel peregrino extraño

era un loco aventurero,

que iba llamando a otros tantos

para ser “hijos del trueno”. ( P. Jose L. Martinez, SM)

 

¡Felicidades a la Iglesia de Santiago de Chile, donde nuestro Carisma vocacional sacerdotal fue sembrado hace 16 años y ha dado frutos en el pueblo sacerdotal sobre todo entre los jóvenes! Nuestra hermana Tere Sánchez quien ha servido por 12 años en esas tierras, ha sido elegida este año para recibir la cruz de Santiago, un reconocimiento que da la Iglesia arquidiocesana para reconocer el servicio pastoral en favor de los jóvenes. Gracias Tere por “ser Hija de veras” y cultivar sentido de vida y esperanza en el corazón de los jóvenes.

Celebramos la Eucaristía presidida por el padre Javier Corona, M.Sp.S formador de la etapa de Filosofía de la provincia de Guadalajara. En su homilía nos habla de los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan que dejan ver su barro cuando su mamá le pide a Jesús un puesto en su reino. Pero este barro se vuelve vasija para un caldo que se está cocinando, un caldo que dará sabor a la Iglesia primitiva. Un Capitulo General es la oportunidad de ir descubriendo el sabor que Dios quiere dar a la Congregación y de agradecer el rico sabor que la Congregación nos ha aportado. También es importante descubrir que a veces amargamos este caldo cuando perdemos de vista que Dios es el Alfarero y que de Él viene el sabor. Nuestra petición fue “Señor, que mi vasija tenga tu sabor”.

El resto del día seguimos trabajando en nuestro texto constitucional. Todas las comisiones han sido muy conscientes de la trascendencia de este trabajo que sin duda dará frutos frescos que revitalizarán a nuestra Congregación y a la Iglesia. Hemos expresado nuestra gratitud a Dios por tener la gracia de realizar este trabajo desde nuestro barro y pequeñez, con la certeza de que el Divino Alfarero está formando con nuestro barro una nueva y bella vasija que contenga el Tesoro de nuestro Carisma vocacional sacerdotal siempre antiguo y siempre nuevo.

Padre Félix y Madre Anita, que su espíritu nos siga acompañando, que su audacia la traduzcamos a lo que hoy Dios nos pide y que su pasión vocacional sacerdotal re-encante nuestra misión.

 

CRÓNICA 24 DE JULIO, 2017

Hoy lunes invocamos de manera especial al Espíritu Santo en nuestras oraciones de la mañana: “VEN ALMA DE MI ALMA”. Nuestro querido P. Félix nos decía: “Que el Espíritu Santo sea el alma de su alma”.

Después de nuestras oraciones de la mañana tuvimos nuestra hora de adoración a Jesús Eucaristía, en ella “lo contemplamos largamente para hacer nuestra su imagen, lo miramos con todos los sentidos de nuestro cuerpo y de nuestra alma”, así nos invitaba la Madrecita a mirar a Jesús.

Para iniciar nuestra Asamblea, la Hna. Lucha Soto nos invitó a escuchar el canto “Ninguna cruz sin corazón”. Hicimos presente la belleza de nuestra espiritualidad que aporta esperanza y consuelo a las cruces que hoy encontramos en nuestro mundo. Resonaron en nosotros las palabras del canto: “Al mundo le falta tu vida Señor, abundan las cruces, y falta el amor. Luchemos unidos con fuerza y pasión porque no haya cruces sin un corazón”. Después de un silencio orante colocamos en una cruz corazones de colores, simbolizando que queremos ser presencia del amor compasivo y solidario de Jesús entre nuestros hermanos que más sufren.

 

Escuchamos tres cartas de solidaridad y apoyo a nuestro Capitulo General. La primera de nuestras hermanas de San Miguelito, quienes están ofreciendo su oración, sacrificio y todo lo que el Señor les pida por este Capítulo. La segunda del padre Che, sacerdote diocesano de Tijuana, en donde expresa su gratitud a la congregación por cultivar vocaciones y quien recuerda con cariño a la Madrecita con quien platicaba y lo invitaba a desayunar. La tercera carta fue de padre Kemp, de Mérida y es exalumno de San Luis Potosí y quien vive profundamente agradecido con la congregación y ofrece “mil granos de amor y sacrificio por el Capítulo”. Nos llamó “Molineras de hostias de amor”.

El resto del día lo seguimos dedicando al texto constitucional; cada comisión sigue aportando luces para enriquecerlo. El Espíritu Santo ha tenido mucho trabajo en nosotras y con nosotras.

Por la noche celebramos la Eucaristía en la capillita del Santuario de la Cruz, fue presidida por el P. Oscar Corona M.Sp.S., quien en su homilía nos expresó que estaba orando por nuestro Capítulo y haciendo alusión al Evangelio nos invitó a descubrir las señales que Dios nos presenta cada día para descubrir su voluntad

 

Sellado está el trabajo de este día… Señor tu pecho sea la gracia de nuestro descanso. Amén”

 

 

CRÓNICA 22 DE JULIO, 2017

El sábado 22 de julio, memoria de Santa María Magdalena lo iniciamos con la Eucaristía.

“¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?”
“A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada,
los ángeles testigos,
sudarios y mortaja.
¡Resucitó de veras
mi amor y mi esperanza!

 

El P. Luis Oscar Figueroa M.Sp.S. nos habla de María Magdalena: su amor tierno y audaz por Jesús la transformó y la llevó a ser testigo del Señor de la vida. Pedimos la intercesión de esta santa mujer enamorada, para que nos siga acompañando en nuestros trabajos capitulares.

Después del desayuno hicimos nuestra adoración ante Jesús Eucaristía, momento prioritario que nos centra en Jesús para después descentrarnos y concentrarnos en el trabajo del día.

Durante la mañana trabajamos por comisiones y antes de comer tuvimos nuestra Asamblea. Para terminar, la comisión central nos dio una buena noticia: el resto de la tarde será de descanso. Todas nos pronunciamos complacidas por esta moción y aprovechamos la tarde para seguir recuperando energías para la última semana.

 

Después de la cena organizamos una chorcha para agradecer a nuestras hermanas del Gobierno General sus seis años de servicio. Hicimos presentes a nuestros Fundadores. De la Madre Anita leímos y representamos algunas de sus cartas en donde nos motiva a vivir muy unidas a Jesús y muy entregadas a nuestra noble misión de formar futuros sacerdotes. Entregamos a cada una de las hermanas del Gobierno General varios presentes de gratitud: cartas escritas por varias hermanas y personas de nuestros apostolados, un ramillete espiritual en gratitud por su servicio, un acróstico con la palabra “GRACIAS”, que elaboraron nuestras hermanas novicias y un regalito de parte de todas las hermanas de la Congregación.

Para finalizar la chorcha bailamos y cantamos expresando la alegría de ser hermanas y de pertenecer a esta bella Congregación.

 

El día domingo 23 fue domingo de descanso. Algunas aprovecharon para ir a nadar, otras hermanas fueron a Zacatecas a visitar al Sr. Obispo Sigifredo Noriega y otras aprovecharon la tranquilidad que ofrece nuestro Nazaret de la Santa Cruz para descansar y terminar pendientes.

¡Gracias Señor por caminar con nosotras. Nuestro corazón está dispuesto para la última semana de trabajo y reflexión!

CRÓNICA 21 DE JULIO, 2017

Despertamos a un nuevo día, una nueva oportunidad para ser más de Dios, para construir Reino y para nosotras capitulares, escuchar las llamadas del Espíritu en este tiempo de gracia: como todos los días, iniciamos la jornada invocando al Espíritu Santo.

Celebramos la Eucaristía presidida por el P. Marcos Alba, M.Sp.S., en su homilía, seguimos con el relato de Moisés y el pueblo de Israel, que en esta ocasión celebra la Pascua. “La Pascua es el acontecimiento fundante para el pueblo de Israel y este acontecimiento nos recuerda que somos parte de este pueblo que marcha hacia la libertad, un día todos los redimidos cantaremos el cántico del Cordero. Libertad es vivir sin ataduras; necesitamos revisar qué cosas nos atan y no nos dejan tan libres para el servicio del Reino; liberarnos de esquemas, de estrecheces, del ego, de un mundo seguro.

Jesús es el hombre libre que fascina por su escandalosa libertad que no les gustaba a los fariseos. A veces nuestra falta de libertad empieza por el “qué dirán”. Qué bonito que fuéramos congregaciones más pascuales, más libres. ¡Que el Señor nos abra caminos de mayor libertad!”

Tuvimos la grata visita de nuestro hno., el P. Alfonso López, “Poncho”, M.Sp.S., que se quedó con nosotras a desayunar ya que se encuentra aquí acompañando en su retiro a un grupo de familias de Apostolado de la Cruz de Monterrey. Nos hemos sentido muy apoyadas y queridas por nuestros hermanos Misioneros.

      Seguimos acuñando nuestro texto constitucional. Reflexionarlo y saborearlo nos mete en un dinamismo que apasiona el corazón para querer vivir lo que el Espíritu nos va regalando en nuestro nuevo texto. Después de revisar en Asamblea alguna sección de las Constituciones se escucha un aplauso efusivo que expresa nuestra gratitud al Espíritu por acompañarnos en cada letra, en cada línea expresada, en cada comunidad que dio su aporte durante todo este tiempo de la REC.

Así concluimos este día de trabajo capitular.

CRÓNICA 20 DE JULIO, 2017

El jueves sacerdotal siempre le da a nuestro día un color especial por nuestro carisma vocacional sacerdotal. En la oración de la mañana dirigimos oraciones espontáneas por las necesidades del Papa Francisco, los Obispos y todos los sacerdotes. Resuenan las palabras de nuestro querido padre Félix: “¡La mies”, decía Jesús con profunda tristeza, “la mies es abundante, pero los obreros son pocos!” ¡Ea, pues, Misioneras de Jesús, levantaos, y con amor siempre creciente trabajad cada día en vuestra santa labor, sin cansaros jamás!

Pasamos al desayuno y como siempre hemos estado muy bien atendidas por el staff de este Nazaret, quienes son señoras de Jesús María: Juanita, Meche, Carmelita, Sofía, Conchita, Chuy e Imelda. Todas asesoradas por la M. Toñita.

Nos reunimos en Asamblea y Rosy Márquez dirigió un momento de oración Mariana, en donde nos invitó a invocar a María con alguna jaculatoria que nos saliera del corazón. Las Hijas del Espíritu Santo amamos a María y nada costó la lluvia de jaculatorias que empaparon el corazón y mostraron nuestros sentimientos filiales: Mujer peregrina, enséñanos a transitar los caminos de Dios; María, ven y enséñanos a ser como tú, mujeres en camino; María, contágianos tu ternura; mujer del Espíritu, enséñanos a ser profetas de esperanza.

En seguida escuchamos dos cartas de solidaridad y apoyo, una del Arzobispo de Morelia, Monseñor Alberto Suárez Inda, quien nos bendice y pide Espíritu Santo para nosotras. Otra de la Superiora General del Instituto de Oblatas de Santa Marta, la Madre María Ledezma Reynoso, quien pide para nosotras la intercesión de María.

Comenzamos a trabajar la segunda parte del Objetivo de nuestro XIII Capítulo General que es Plasmar con frescura nuestro Carisma en un nuevo texto constitucional, que nos impulse “a ser hijas de veras” a una vida más evangélica, apasionada y comprometida con el Reino, y a una misión en salida al encuentro de la vida y del cuidado de la casa común.

La M. Meche nos compartió la apreciación que le dieron algunos expertos que revisaron el trabajo que hasta ahora hemos realizado de las Constituciones. Nos llenaron de esperanza sus palabras y nos dispusimos a seguir trabajando en el que será, primero Dios, nuestro nuevo texto Constitucional.

Hoy nos acompañó Monseñor Gustavo García Siller, M.Sp.S. Arzobispo de San Antonio, Texas y hermano de nuestra hermana Myriam García Siller. Celebramos la Eucaristía en nuestro hermoso jardín. Monseñor Gustavo nos compartió su gratitud por ser exalumno de nuestro Colegio de San Luis Potosí y por ser un fruto de nuestro Carisma vocacional sacerdotal. En su homilía nos habla sobre el YO SOY que tiene que ver con la palabra “aliento” y hace la conexión con la Ruáh que es el Aliento de vida de quien no podemos prescindir. Otra interpretación del YO SOY, es, YO SOY contigo, con ustedes. El Espíritu Santo se da a través de nosotras sus Hijas.

Terminando la Eucaristía nos acompañó a comer. También estuvo con nosotras su hermana Cristy, exalumna nuestra. Antes de despedirse nos dirige unas palabras para compartir su gratitud a la Congregación y a la M. Meche por la fundación en San Antonio, Texas, sobre todo en este momento de la historia de Estados Unidos en donde la población hispana va creciendo y necesita pastores, acompañantes que caminen a su lado en la travesía de la fe.

El resto del día seguimos trabajando nuestro texto constitucional y terminamos nuestro día con mucha gratitud por este trabajo de ir tejiendo lo que será nuestro Libro de Vida.

CRÓNICA 19 DE JULIO, 2017

En nuestras oraciones de la mañana renovamos nuestra Consagración a Mater. Nuevamente nos acompañó Marcos Alba, MSpS, quien inicia la Eucaristía invitándonos a que nuestro día sea una prolongación de la ofrenda que hacemos en esta celebración.

Hoy en su homilía, iluminado por la figura de Moisés, nos compartió cuatro pasos que descubrimos en todas las vocaciones de la Biblia y en nuestra propia experiencia vocacional:

1.- Cuando alguien es llamado a una misión siempre la iniciativa es de Dios. Él llama por puro amor, porque hay una necesidad en el pueblo o simplemente porque Él quiere.

2.-Siempre hay cierta resistencia por parte de quien es llamado. Surgen las preguntas: ¿Quién soy yo? ¿Apenas soy un muchacho? ¿Por qué a mí? Descubrimos esa especie de desproporción entre la llamada que se nos hace y nuestra fuerza humana.

3.- Dios siempre tiene una respuesta a nuestras objeciones con palabras como estas: “Yo voy a estar contigo”, “iré delante de ti”, “no temas”.

4.- La respuesta de quien es llamado: ¡Cuenta conmigo Señor! Y al decir “cuenta conmigo” sabemos que nuestra vida tendrá movimiento, viviremos “en salida”. El Señor invita a Moisés a moverse y le dice: “ve al faraón”, “saca a mi pueblo”. La movilidad fue típica de Jesús que andaba de un lado para otro, y esa es la soltura, la libertad, la movilidad que debemos tener. Es fácil quedarnos en lo cómodo, en lo que dominamos. Un rasgo fundamental de la vida consagrada es el desarraigo, la libertad. ¿Cuáles son las cosas que no nos dejan libres para la misión? Se trata de ser una Iglesia en salida.

Marcos terminó su homilía invitándonos a saber vibrar con los deseos de Dios, aprender a danzar con sus deseos.

El resto del trabajo del día fue definir los compromisos que nos acompañarán en este sexenio.

Para finalizar, las secretarias de cada comisión expusieron a la Asamblea la respuesta al informe que la M. Meche y su Consejo nos presentaron los primeros días del Capítulo. Cada hermana capitular tomó la palabra para agradecer al Gobierno General el dinamismo que se dio en la Congregación durante estos seis años, la vida que se fue gestando gracias a la creatividad del Espíritu a través de ellas. Agradecimos su cercanía, su acompañamiento, sus desvelos y sobre todo su creatividad para sacar adelante todo el proyecto de la REM y de la REC.

A la hora de la cena tuvimos una grata sorpresa, la aparición en escena de “Madame Guruguá” quien vino a nuestro Capítulo a leernos la mano, el iris, la oreja y el pie. Lucero fue quien la representó y nos hizo gozar con su alegría, sus ocurrencias y su creatividad. “Madame Guruguá” nos auguró un futuro esperanzador, con cambios significativos que nos harán mujeres más sencillas, más evangélicas, más fieles, fecundas y    felices.

 

CRÓNICA 18 DE JULIO, 2017

Gracias, Señor, por la luz

que ilumina mi existir;

por este dulce dormir

que me devuelve a tu cruz.

¡Gracias, Señor, por vivir! Amén.

   Esta fue nuestra alabanza para empezar el día, ella nos dispuso a renovar nuestro “heme aquí” para vivir este martes con apertura a la Gracia.

El P. Marcos Alba, M.Sp.S. presidió la Eucaristía. En su homilía nos regaló dos perspectivas para vivir nuestra consagración: La belleza y la compasión, tomando en cuenta la primera lectura en donde la mamá de Moisés “viendo que el niño era hermoso, lo tuvo escondido tres meses”… y la hija del faraón quien descubre al niño en el Nilo y al verlo “conmovida comenta: es un niño de los hebreos”, y lo acoge para criarlo.

Algunas de las ideas que nos compartió fueron: A veces olvidamos voltear a ver la belleza, se nos olvida disfrutar lo bello de cada día, la misma belleza de nuestra Vida Consagrada. ¡Cuánto cambiaria nuestra vida si simplemente nos enfocáramos en hacerla más bella! Hacer más bella nuestra vida comunitaria, nuestra Congregación, nuestra Iglesia. Es importante que mostremos que nos gusta lo que somos y que es bello para el mundo. Necesitamos ser conscientes de la belleza que hemos recibido de Dios, Él nos ha mirado, tuvo la audacia de confiar en nosotras. Que la experiencia del amor de Dios nos lleve hacer nuestra vida más bella.

En cuanto a la compasión esta fue la reflexión: En la medida que la Vida Consagrada transite este camino de la compasión tendrá futuro, porque la compasión ha sido el camino de Jesús. El Papa Francisco nos dice que “a veces es grande la tentación de vivir lejos de las llagas del Señor, pero cuando nos acercamos a ellas la vida se nos complica maravillosamente”. ¡Qué bonito cuando la vida se nos complica por servir, por sanar un corazón roto! Si nuestras comunidades tuvieran más elementos de misericordia y compasión cuántas cosas se renovarían.

Marcos termina su homilía pidiendo al Señor nos conceda la Gracia de renovarnos desde la belleza y la compasión. Este rico Pan de la Palabra nos preparó para recibir el Pan Eucarístico, a Jesús “el más bello de los hijos de los hombres”.

Durante el día seguimos resonando aquellos caminos de novedad plasmados en compromisos. El primer trabajo fue por comisiones, y después con toda la Asamblea. Seguimos enriqueciéndonos desde el diálogo, la escucha a cada hermana, el consenso, los acuerdos y desacuerdos. ¡Todo es Gracia! y leemos en esta experiencia la pedagogía del Espíritu que nos quiere mujeres de escucha, de diálogos profundos y de caminos concretos que nos lleven al Horizonte. Resuena en este momento una frase del músico y cantautor Luis Eduardo Aute: “la necesidad de ver el horizonte, de ver un poco más allá, es lo que nos salva. Y creo que está en todos nosotros”.

La hora de comer es sagrada, así es de que hicimos una pausa en el trabajo y nos fuimos a comer unos riquísimos tacos de barbacoa que nos dieron energía y a algunas nos puso al límite de dar el “botonazo”. Lo que nos ayuda es nuestro lindo jardín que después de comer recorremos como con 15 vueltas para quemar la grasita.

Por la tarde seguimos escuchando y dialogando. Las ideas oradas que compartimos se vuelven luces, rumbo, direcciones; las manos levantadas para participar y los silencios prolongados para reflexionar nos ayudan mucho. Poco a poco se van cristalizando en nuestro trabajo, las llamadas del Espíritu Santo.

Considero que desde ya estamos saboreando el “Vino nuevo” que el Señor nos quiere servir en la mesa de nuestra Congregación. ¡Gracias Jesús porque Tú eres el Horizonte hacia el que camina toda la historia y a la vez el camino siempre nuevo!

 

CRÓNICA 17 DE JULIO, 2017

Después de un día de descanso, volvimos a nuestro ritmo de reflexión y trabajo capitular. Por la mañana, en nuestra oración, renovamos nuestra pertenecía al Espíritu Santo consagrándonos a Él.

Antes de iniciar nuestra Asamblea, la Hna. María Elena Rodríguez nos dirigió un momento de oración, en el que hicimos presente a la Madrecita, escuchando una carta en donde nos comparte quién es una Hija del Espíritu Santo: “… la santa alegría será uno de sus sellos característicos, María su madre es el medio para su perfecta transformación en Cristo…” Hicimos presente a cada una de nuestras comunidades y colocamos en nuestro altar, con Mater, una margarita con el nombre de cada comunidad y de cada hermana, para que Ella, Madre de la Divina Gracia nos siga enseñando a ser hijas y hermanas.

Enseguida se leyeron dos cartas de apoyo a nuestro Capítulo, una del Arzobispo de Morelia, Monseñor Carlos Garfias Merlos, en la que nos dice que ofrece su oración para que el Señor nos conceda la luz de su Espíritu y da gracias a Dios por nuestra presencia en su Arquidiócesis. La otra carta fue de la Hna. María de la Luz Amaya,         Superiora General de las Hermanas de los Pobres Siervas del Sagrado Corazón, en la cual menciona que nuestro Capitulo es un acontecimiento de gran trascendencia para toda la Iglesia y pide a María nos acompañe y anime en todo momento.

¡Es hora de vislumbrar y plasmar el Horizonte Inspirador! Para esto, Meche recoge el caminar que hemos hecho hasta ahora, en estos casi 10 días de trabajo. Nos invita a mirarnos más allá de nuestro centenario, en ese futuro que es de Dios, y que es importante vislumbrar, para dar un salto de calidad en nuestra Congregación, ese salto que nos toca dar hoy. A este horizonte se llega a través de “caminos”, que son expresiones y acciones concretas que hacen posible aproximarnos al horizonte.

Terminamos este momento diciéndole al Señor: “¡Señor, dale pies a nuestros anhelos!”

El resto del día lo dedicamos a descubrir y a elaborar el Objetivo General 2017-2023 haciéndonos la pregunta ¿Cuál será la llamada fundamental que Dios hace a nuestra Congregación en este momento?

El trabajo hacia el interior de nuestro Capitulo no nos ha impedido seguir escuchando los clamores de nuestra gente, sobre todo la más cercana. Recibimos la triste noticia de la muerte de la nuera de Carmelita, una de las señoras que trabaja en el equipo de cocina de nuestro Nazaret de la Santa Cruz; hubo un bonito gesto de solidaridad con esta familia, además de la oración, pudimos contribuir, entre todas, con una ayuda económica para aliviar un poco este momento de dolor.

Cerramos el día de reflexión con la Eucaristía presidida por el P. Luis Oscar Figueroa, M.Sp.S., a quien agradecimos su presencia, pues el lunes es su día de descanso. En su homilía nos exhortó a acoger con generosidad las exigencias evangélicas de Jesús, quien nos invita a “perder la vida para ganarla”, “amarlo más que todos y que a todo, a ponerlo como centro de nuestros afectos” y a “cargar nuestra cruz de cada día”.

Cada hermana agradeció este día cosechando en su corazón el regalo de Dios, y así amaneció y anocheció el décimo día de nuestro Capítulo General.

 

 

 

CRÓNICA 15 DE JULIO, 2017

Iniciamos el día con la Eucaristía celebrada por el P. Luis Oscar Figueroa, quien nos invitó a no tener miedo.

Tuvimos de desayuno unos ricos chilaquiles, seguimos agradeciendo al equipo de cocina que cada día nos sorprende con comidas deliciosas.

Antes de reunirnos en Asamblea, oramos ante Jesús Eucaristía quien cada día nos carga de sentido para seguir entregando la vida en favor de su Reino. “Dichoso el corazón enamorado que solo en Dios ha puesto el pensamiento, por Él renuncia a todo lo criado, y en Él encuentra su gloria y su contento”.

Nos reunimos en Asamblea iniciando con una motivación mariana que concluyó invitándonos a cuidar el don recibido con sabiduría maternal a ejemplo de María.

Enseguida, fue un momento que nos llevó a evidenciar las convicciones que el Espíritu puso en nuestro corazón. Al escucharlas nos identificamos y agradecimos a Mater porque Ella, mujer de escucha y de diálogos profundos nos va acompañando en este caminar.

Por la tarde se nos propuso la moción de elegir un icono bíblico que nos anime e ilumine durante el sexenio. Después de una larga y profunda “escucha generativa”, de un diálogo sereno y a la vez apasionado, el Espíritu Santo nos lo regaló.

Terminamos la semana con mucha gratitud, felices porque el Señor ha estado hablando a través de cada hermana capitular, de la Palabra y de cada Eucaristía; de cada encuentro fraterno en los pasillos, en la mesa y sobremesa; en los rostros de la realidad que nos duele y en lo profundo del corazón; donde el Carisma Vocacional Sacerdotal nos habita y va tomando la forma que Dios quiere dar a los demás a través de nuestra Congregación.

 

¡Señor la mies es mucha y los obreros pocos!

¡Envía Señor obreros a tu mies!

 

CRÓNICA 14 DE JULIO, 2017

Muy de mañana nos despertamos a la novedad de este día. Algunas inician con ejercicio, caminando o corriendo en nuestro bello jardín; otras aprovechan para orar, lavar, ponerse al día con los trabajos que requiere el Capítulo. Lo cierto es que a las 7am el Señor nos reúne en la capilla para nuestras oraciones de la mañana y celebrar la Eucaristía.

Celebró la Eucaristía el P. Elías Ruvalcaba, M.Sp.S. quien en su homilía nos dice que la Palabra de Dios dialoga con nuestra realidad concreta con sus luces y sombras y pide para que en este del Capítulo se nos inspire lo que es vital. También hace alusión a nuestro lema “Somos Hijas y lo nuestro es cultivar vocaciones”, y que este carisma vocacional sacerdotal es perene, porque cada persona está llamada a vivir según la vocación que Dios ha soñado para ella. ¡Qué bello constatar en las palabras del P. Elías cómo nuestro Carisma es una respuesta a lo que el mundo necesita!

Por la tarde iniciamos nuestra Asamblea con una motivación del Papa Francisco acerca de la utopía. Sin utopías no sabemos hacía dónde dirigirnos. Cada vez que volvemos a la fuente brotan nuevos caminos, signos más elocuentes, palabras llenas de significado para el mundo actual. ¡Aprendamos este arte!

Agradecimos al Espíritu Santo, “Dulce Huésped del Alma” por el trabajo realizado en este día que fue acerca de los clamores que descubrimos y le dijimos con el canto de la Secuencia: lava, riega, cura, doblega, dirige. Mirella nos motivó este momento.

Nos compartieron dos cartas de apoyo a nuestro capítulo, una de Monseñor Rodríguez Carvallo y otra de la Superiora Provincial Hna. Lucía Margarita, de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe.

En el caminar de este Capítulo vamos tendiendo convicciones, aquellos signos de vitalidad que inspiradas por el Espíritu van emergiendo. Terminamos nuestro día escuchando estas convicciones. ¡Gracias Señor porque la mayor convicción que tenemos es tu amor gratuito e incondicional para nosotras!

 

CRÓNICA 13 DE JULIO, 2017

¡Jueves Sacerdotal!

En nuestras oraciones de la mañana hicimos explícita nuestra oración por los sacerdotes, pidiendo por sus necesidades a través de la Letanía Sacerdotal, pues como nos decía nuestro querido Padre Félix: “Nada de lo que se refiere al sacerdocio nos debe ser indiferente”. La presencia de Jesús Eucaristía nos motivó a que a ejemplo de Él seamos pan que se parte y se comparte para la vida del mundo.

Nos reunimos en la Sala Capitular y para abrir nuestra Asamblea la Meche Casas hizo presente al Papa Francisco quien nos dice que “El diálogo es la única guía para resolver todos los conflictos, permite conocerse y comprender las exigencias de los unos a los otros, no dialogamos cuando hacemos prevalecer nuestra idea frente al otro… Dialogar ayuda a las personas a humanizar las relaciones.” ¡Que el Espíritu Santo nos conceda esta gracia!

Polola, dio lectura a la carta que el Arzobispo y Cardenal de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati Andrello, S.D.B., quien nos recuerda que un Capitulo General promueve la unión de los corazones para el logro de objetivos comunes que ayuden a revitalizar el carisma para seguir siendo fieles a nuestro fundador. También la directora de la Vida Consagrada, de San Antonio Texas, Elizabeth Ann Vázquez S.S.H.J, nos envió un mensaje en donde nos ofrece su oración y pide al Espíritu Santo nos haga nuevas.

El trabajo del resto del día fue empeñarnos en seguir escuchando, en dialogar y decidir aquellas propuestas más significativas que responden a los clamores que tiene nuestra Congregación en este momento de la historia.

Y no crean que todo el mes que estaremos reunidas vaya a ser “puro trabajo”. Yolanda González nos dio la noticia que este próximo domingo será de descanso y que habrá opción de ir a nadar, al cine y otras diversiones que según la creatividad y necesidad puedan surgir. ¡Placet!

 

Como Familia de la Cruz nos reunimos en el Santuario para celebrar la Eucaristía: la asamblea reunida en torno al altar de Dios oró por nuestro Capitulo General; somos Familia de la Cruz y así nos experimentamos. Agradecemos al pueblo de Jesús María, a nuestras hermanas Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo y a los Misioneros del Espíritu Santo, su cariño y solidaridad.

Unos ricos molletes nos esperaban en nuestro Nazaret. En este espacio de la cena seguimos compartiendo nuestras inquietudes y anhelos de ser cómplices del Espíritu en este XIII Capítulo General.

Cada hermana cerró su día cosechando en la intimidad con el Señor, el regalo personal que Él nos hizo.

 

CRÓNICA 12 DE JULIO, 2017

 

“Pues busco, debo encontrar;

pues llamo, débenme abrir;
pues pido, me deben dar;
pues amo, débenme amar
aquel que me hizo vivir”.

 

Nuestro corazón hizo eco de este himno que nos regala el Oficio de Lectura de este día, esta bella proclamación nos confirma que nuestras búsquedas, llamadas y peticiones Dios las colma con su Gracia y Amor.

 

La Eucaristía fue presidida por el P. Elías Ruvalcava, M.Sp.S quien en su homilía resaltó la compasión y misericordia de Jesús Sacerdote vivida en nuestras comunidades como signo de atracción para que otras jóvenes sigan a Jesús como Hijas del Espíritu Santo.

Este día reanudamos nuestra sesión capitular para seguir escuchando la reflexión que cada comisión realizó acerca de las propuestas que todas las comunidades de Hijas del Espíritu Santo enviaron para ser discutidas en el Capítulo. La Madre Mercedes nos motivó a tener una escucha generativa que es más que una escucha empática, que tiene como referencia el mismo Misterio Trinitario: “Cuando tú decides actuar desde la escucha generativa, caes en la cuenta que al final de la conversación no eres la misma persona que cuando empezaste a escuchar, se da en tu interior un delicado y profundo cambio”. (Sherman)

La Hna. Tere Sánchez moderó nuestra participación en la Asamblea. Cada comisión terminó de exponer su trabajo de reflexión acerca de las propuestas que enviaron nuestras comunidades. Se agradeció a Tere Sánchez su servicio como moderadora y cerramos la Asamblea con la jaculatoria “Haz Jesús que te ame, y que la única recompensa de mi amor sea amarte más y más”

Cabe mencionar que todo el día nos acompañó la lluvia, que la tierra desértica de Jesús María aprovechó para que a su tiempo nos regale una buena cosecha. Eso mismo pedimos al Señor: “Señor que la lluvia de gracias recibidas en este XIII Capítulo General, empape a cada una de las Hijas del Espíritu Santo para que vivamos con pasión lo nuestro: CULTIVAR VOCACIONES”.

 

 

 

CRÓNICA 11 DE JULIO, 2017

Para iniciar el día oramos juntas las preces congregacionales que expresan nuestra herencia carismática y espiritual y la frescura de nuestra Consagración. En silencio y reflexión tuvimos la Adoración a Jesús Eucaristía: “A quién Vamos a ir, solo tú tienes Palabra de Vida”.

Disfrutamos un rico desayuno de “eggs and pancakes”, estos desayunos nos van vitaminando para rendir en el trabajo de la mañana aunque seguramente ganaremos algunos kilitos.

Nos reunimos en nuestra Sala Capitular en donde Elenita Luna nos invitó a orar cantando, a una sola voz “Danos Señor un Corazón de Fuego”. Escuchamos el Evangelio del día que tocó una de las fibras más íntimas de nuestro Carisma: “…al ver a las multitudes se compadecía de ellas porque estaban desamparadas como ovejas sin pastor, entonces dijo a sus discípulos: La mies es mucha y los obreros pocos…” concluimos la oración con estas palabras: “Es bueno no olvidar que el Capitulo General es el lugar de la obediencia personal y coral al Espíritu Santo; es escucha dócil y se invoca doblando inteligencia, corazón y rodillas en la oración”(A Vino Nuevo Odres Nuevos CIVCSA)

Nos dio mucha alegría y gratitud escuchar dos cartas de solidaridad y apoyo; una del Exmo. Señor Ramón Castro, Obispo de Cuernavaca; y otra de la Madre María del Carmen Waty, Superiora General de las Misioneras Eucarísticas de la Santísima Trinidad.

Fue una mañana de escuchar la síntesis de los clamores y de la memoria agradecida que descubrimos en el Informe que Meche nuestra Superiora General, presentó al Capítulo. Resonamos sugerencias realizando un ejercicio de escucha y diálogo para enriquecer la síntesis presentada.

El resto del día tuvimos presente a cada una de las comunidades de nuestra Congregación a través de las propuestas que enviaron para ser discernidas en este Capítulo.

Tuvimos la dicha de Celebrar la Eucaristía presidida por el Padre Javier Morán, M.Sp.S. quien nos compartió su experiencia vivida en el servicio que está prestando en la Parroquia de Santa Ana en la Diócesis de Matehuala. Escuchamos en el testimonio de Javier una presencia de Iglesia que busca desde el Evangelio justicia y vida digna para nuestros hermanos que sufren.

Por la tarde continuamos trabajando en la escucha y reflexión de las propuestas y terminamos el día agradecidas por los anhelos y brotes de vida que hay en nuestras comunidades que enviaron sus propuestas al Capítulo.

 

¡Con María todo, Sin Ella Nada!

CRÓNICA 10 DE JULIO, 2017

Lunes, ¡día del Espíritu Santo! Iniciamos nuestra jornada invocándolo con una actitud filial.

Por la mañana nos reunimos en la Sala Capitular e iniciamos diciéndole a Jesús: “Quiero anclar mi vida en ti”, “Que tú querer sea mi querer” “Te amo”. La Hna. Lucero Aguilar motivó este lindo momento de oración.

Escuchamos una carta de nuestros hermanos Misioneros del Espíritu Santo de la Provincia de México y otra de nuestra Hna. Elisa Montenegro. El Señor nos sigue expresando su amor a través de estos gestos de solidaridad y apoyo.

El resto del día estuvimos trabajando por comisiones para analizar las propuestas que las comunidades y algunas hermanas enviaron al Capítulo General. ¡Qué bonito constatar que cada Hija del Espíritu Santo se involucró en la preparación de este acontecimiento tan importante para la vida de nuestra Congregación! Pidiendo luz al Espíritu Santo y agradeciendo su acción en medio de nosotras nos fuimos por comisiones al encuentro de la voz congregacional.

A partir de este día la lluvia nos empezó a acompañar, además se fue la luz eléctrica, pero la luz de nuestros reflectores y sobre todo la del Espíritu nos siguieron acompañando para continuar con nuestros trabajos.

Celebramos la Eucaristía en la capillita del Santuario de la Cruz del Apostolado. El Padre Sergio Maciel M.Sp.S. presidió la Eucaristía; sus palabras, su cercanía y su cariño por el pueblo sacerdotal fueron luz que iluminó la oscuridad de esa noche.

La falta de luz eléctrica no impidió que nuestro esfuerzo y entusiasmo bajara. Nuestras hermanas secretarias de comisión, siguieron trabajando con luz de veladoras. Gracias a Dios por la noche regresó la luz eléctrica.

La experiencia vivida en este día le da sentido al Himno de completas del lunes: “Jesús, Hijo del Padre, cuando avanza la noche oscura sobre nuestro día, concédenos la paz y la esperanza de esperar cada noche tu gran día. Amén.”

 

CRÓNICA 09 DE JULIO, 2017

Este domingo, “Día del Señor”, celebramos muy de mañana la Eucaristía en el Santuario de la Santa Cruz. La Misa fue presidida por el P. Melesio Picaso, M.Sp.S. quien con su sencillez y profundidad nos invitó a quedarnos con el estribillo de la aclamación antes del Evangelio “Bendito seas Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a los pequeños”. Estas palabras confirmaron lo grande que ha sido el Señor en nuestra pequeñez y nos unimos a Jesús en su acción de gracias al Padre.

Tuvimos desayuno de “domingo”, un rico menudo que a la mayoría re encantó su apetito, sobre todo el del Padre Vicente Monroy, quien en compañía fraterna disfrutó de un rico plato y al mismo tiempo se despidió de nosotras expresando su cariño y acompañamiento con la oración. Sentimos en sus palabras y en su cercanía la presencia de Nuestro Padre Félix.

Para reanudar nuestro trabajo nos reunimos en la Sala Capitular en donde Rocío Montes nos invitó a orar recordando el lema de la Madrecita “Enséñame Señor a Hacer tu Voluntad. A través de un mantra hicimos memoria de la Madrecita que nos sigue recordando que  nuestro fin es hacer la adorable voluntad del Padre.

Nos hemos sentido muy acompañadas por todo el Pueblo Sacerdotal y nuestros Pastores, quienes se siguen haciendo presentes con cartas de apoyo y solidaridad. Escuchamos la carta que envía Monseñor Gustavo Garcia Siller, M.Sp.S Arzobispo de San Antonio Texas, quien agradece a Dios nuestro Carisma Vocacional Sacerdotal y lo valora como un signo de esperanza para la Iglesia. También los Movevos de Mérida expresaron su cariño por nosotras en una bella tarjeta que enviaron.

Las hermanas secretarias expusieron una muy buena síntesis en donde recogen los clamores de la Iglesia y de la sociedad que pudimos descubrir a partir de la iluminación que nos dio el P. Vicente Monroy, M.Sp.S

Meche junto con su Consejo nos presenta el Informe del sexenio 2011-2017, se enfatiza que realizar el informe fue una experiencia de “Encuentro y Vinculación” con nuestra amada Congregación.

Desde una lectura sapiencial, nos invitaron a descubrir primero de manera personal y después en las Comisiones, “los clamores” y la “memoria agradecida”. Cuando compartimos en Asamblea lo que cada Comisión descubrió, fue un momento de constatar que en nuestra pequeñez Dios ha sido grande y su fidelidad dura por siempre. (Cfr. Sal 116) Con esta certeza cerramos nuestra Asamblea y nos fuimos a disfrutar de una rica cena.

 

  

08 DE JULIO 2017

Escuchar a Dios donde la vida clama.

Iniciamos este día en la presencia de Jesús Eucaristía, contemplándolo y dejándonos contemplar por él. La belleza de un nuevo día y de nuestra acogedora capilla nos llevaron a “Mirarlo solo a Él, a contemplarlo en su Sacramento de Amor.

Con mucho cariño le dimos la Bienvenida al P. Vicente Monroy Campero, M.Sp.S. quien vino a acompañarnos este día para ayudarnos a identificar los clamores de nuestro mundo. Primeramente cada una evocamos el clamor más fuerte que escuchamos en nuestro corazón, en nuestra Congregación, en nuestras comunidades, en nuestras familias, en el país, en la Iglesia y en la sociedad.

Se pueden imaginar la cantidad de clamores que evocamos, la mayoría clamores de dolor e impotencia, pero cuando nos preguntamos “cuál es el clamor de Jesús ante esta realidad” y evocamos algunas de sus palabras en los evangelios tales como: “denles ustedes de comer”, “que no sea así entre ustedes”, “no tengan miedo”, “he venido a traer fuego en a la tierra” entre otras… se nos abrió el panorama para contemplar con los ojos de Jesús esta realidad que nos rebaza, nos desafía y nos duele .

Hicimos conciencia de un Sistema aplastador, que está destruyendo la vida y la creación y de que queramos o no somos parte de él. El Padre Vicente nos invitó a ser creativas, audaces, a ser propuestas alternativas para salir del sistema “porque el amor siempre encuentra recursos de amor”, para dar la respuesta que se necesita.

¡O el mundo de hoy e Místico o no es nada! Estas palabras resonaron fuertemente en nosotras. Ser Místicas significa vivir el Misterio de Dios, y en refiriéndonos a la realidad hace sentido contemplar y aprender el Misterio de la Encarnación, donde el Hijo de Dios se mete en el sistema siendo presencia alternativa, cambiando los modos de relación con el Padre, con el hermano y con la creación desde la lógica de gastar la vida para ganarla, del servir en lugar de ser servido, de lo pequeño que Dios engrandece. Esta es la lógica desde donde tenemos la certeza podemos responder a los clamores, pues no hay muerte en Jesús que no sea fecunda.

Un ejemplo significativo que nos presentó el Padre Vicente fue que para derribar un muro, basta que nos sumemos y empecemos hacer cada una su hoyito en puntos estratégicos del muro, de manera que sumando hoyos lo derribemos. Esa es la clave para salirnos del sistema, sumarnos creando microsistemas de vida que produzcan cambios significativos aunque sean pequeños, ahí donde estamos presentes. Este agujerito en la humanidad lo hizo Dios con su Encarnación y lo podemos hacer nosotras desde la Espiritualidad de la Cruz, que nos invita a generar nuevas relaciones desde Jesús Sacerdote y Víctima que entrega la vida en gratuidad.

Cerramos nuestro día con la Eucaristía en donde Escuchamos la Buena Nueva de Jesús expresada en la experiencia de la Asamblea, y donde compartimos su Cuerpo y su Sangre en un ambiente fraterno de intimidad y gratitud. Gracias Jesús Sacerdote por re- encantarnos en nuestra Pasión por el Padre y por nuestros hermanos y hermanas que claman vida.

CRÓNICA 07 DE JULIO, 2017

Apertura del XIII Capítulo General

 Convocadas alrededor del altar Celebramos la Eucaristía al Espíritu Santo presidia por el Padre José María Arnaiz, SM, y concelebrada por el P. José Luis Loyola, M.Sp.S.

El Padre Arnaiz nos invitó a dialogar con un lenguaje sencillo en donde todas nos sintamos en comunión; a despertar el encanto de la Vida Consagrada viviendo como hijas y hermanas, sus palabras finales fueron entrañables, “que María les regale lo que necesitan para vivir con encanto su ser de Hijas del Espíritu Santo.

El P. José Luis Loyola, que nos ha acompañado desde el proceso precapitular nos bendijo y nos invitó a que la experiencia de Capitulo nos lleve desde la comunión a seguir descubriendo el encanto de Jesús en nuestra vida para poderlo dar a la humanidad.

Confiadas en la presencia del Espíritu Santo entre nosotras, iniciamos el XIII Capitulo General de las Hijas del Espíritu Santo, en Jesús María, San Luis Potosí, México, lugar que gestó nuestra Espiritualidad Sacerdotal, la Espiritualidad de la Cruz.

Una bella celebración orante dio apertura a nuestro Capitulo, la cual iniciamos a los pies de la Cruz del Apostolado. Caminamos en procesión hacia la sala Capitular, ubicada en nuestro Nazaret de la Santa Cruz. Mientras caminábamos nuestros corazones clamaban al Espíritu Santo para que nos dispusiera a ser dóciles a su acción.

Al entrar a la Sala Capitular estaba dispuesto el “altar” que nos acompañará en todas nuestras sesiones, en donde colocamos varios signos que hicieron eco de nuestra identidad de Hijas del Espíritu Santo y que son las referencias desde donde queremos seguir entregando la Vida al Estilo de Jesús Sacerdote y Víctima: la Centralidad de Dios, la Fraternidad y la Misión.

Nuestros queridos fundadores y el Papa Francisco nos dirigieron su palabra, que como fuego ardiente encendió nuestros corazones en el deseo de hacer que suceda lo que Dios quiere que suceda en este Capítulo.

No podía faltar un momento para contemplar algunos rasgos de la realidad y para preguntarnos desde nuestro Carisma a cómo responder a ellos. Resonaron las palabras del Papa Francisco “Salgan de sí mismas para ir a las periferias existenciales.”

Terminamos nuestra celebración de apertura haciendo presente a Mater, quien ha disipado nuestras dudas, quien nos ha dado fuerza en el combate, quien alimenta nuestros anhelos de ser solo de Dios y quien nos da la certeza de la Voluntad Divina.(Cfr. NM)

Posteriormente la Madre Mercedes Casas dio lectura de la convocatoria al Capitulo General en donde nos recordó el Objetivo de este XIII Capitulo General:

“Fortalecer el sentido de cuerpo congregacional, e camino hacia nuestro centenario, y escuchar las llamadas que Dios y el mundo nos hacen hoy, dejándonos interpelar por ellas, y respondiendo en docilidad al Espíritu.

Plasmar con frescura nuestro Carisma en un nuevo texto constitucional, que nos impulse “a ser hijas de veras” a una vida más evangélica, apasionada y comprometida con el Reino, y a una misión en salida al encuentro de la vida y del cuidado de la casa común.

Elegir el próximo gobierno general de la Congregación.”

La Hna. María del Carmen Lara realizó el pase de lista de las capitulares y cada una fuimos respondiendo, ¡“presente”! cómo símbolo de nuestra disposición para dejarnos impulsar por el Espíritu Santo que nos habita.

Con la Invitación de entregarnos con Pasión a esta tarea que se nos encomienda, la Madre Mercedes Casas declara abierto el XIII Capitulo General, nos presenta el reglamento del mismo y hace el nombramiento de la Secretaria, subsecretaria y cronista. Se eligió también la Comisión Central. Servicios que ayudarán a ir leyendo el paso de Dios, a plasmar la experiencia vivida y a coordinar nuestro trabajo de cada día.

Concluimos este día de Bendiciones cantando con gozo el Canto “Vida Consagrada”, compuesto por Mercedes Casas F.Sp.S y Fernando Torre, M.Sp.S. con el deseo ardiente de que los versos que le dan contenido se cristalicen como frutos de Vida: Vida Consagrada, ¡Ven! ¡Ama! ¡Sal! ¡Sueña! ¡Siembra! ¡Escucha!

 

Anuncios