Agradecimiento por 30 años de presencia en el Seminario Menor de la Diócesis de Tepic

CARTA DE AGRADECIMIENTO POR LA PRESENICA DE LA COMUNIDAD DE HIJAS DEL ESPÍRITU SANTO EN EL SEMINARIO DE LA DIÓCESIS DE TEPIC DURANTE 30 AÑOS.

Treinta años cumpliendo con amor su bendito lema: “Por ellos me consagro”.

A nombre de toda la diócesis y especialmente de nuestro seminario que ha sido testigo de la gran dedicación, cariño y presencia del Espíritu Santo a través de ustedes, Hijas del Espíritu Santo, quiero agradecer a Dios estos treinta años de siembra abundante en el corazón de nuestros seminaristas sacerdotes.

Treinta años a los pies del Maestro Jesucristo a fin de fortalecer, purificar y confirmar la vocación de nuestros alumnos.

Treinta años de irse gastando y desgastando por los valores del Reino.

Treinta años de presencia activa y contemplativa mostrándonos el rostro misericordioso de Dios.

Treinta años compartiendo sus alegrías y esperanzas, también sus penas y sinsabores.

Treinta años de presencia femenina en nuestro seminario que nos han ayudado a descubrir el rostro materno de Dios.

Treinta años de un lento caminar que nos habla de fidelidad, perseverancia y sobre todo, amor. Benditas canas, benditas arrugas que nos hablan de una carga llevada con amor. Bendito caminar lento pero seguro que nos señala al evangelio como único camino de verdad y vida.

Hoy les ha tocado a ustedes: M. Conchita y M. Laurita cerrar un capítulo de honor y gloria en la historia del seminario diocesano de Tepic. Ahora se abre un nuevo capítulo no de ausencia, sino de presencia de rostros concretos en su plegaria ante Jesús Eucaristía y María, Madre de la Divina Gracia.

¡Gracias Hijas del Espíritu Santo! ¡Gracias Espíritu Santo por estas Hijas tuyas testigos fieles del amor y la alegría!

Pbro. Roberto Villalobos Valencia

Rector del Seminario

Mascota, Jalisco 14 e junio de 2015

A9487492

Anuncios